11/01/2014

PILAR VALDERRAMA



Sí, soy Guiomar
MEMORIAS DE MI VIDA
Primera edición- Noviembre 1981- Plaza&Janés, S.A. 


- postal -


Sí, Soy Guiomar
MEMORIAS DE MI VIDA
(libro Pilar Valderrama-1981)
(página 55 - escaneada)
--

Sorprende que en el soneto, el verso nueve -primero del terceto-, sólo tenga ocho sílabas. 
¿Qué falta?
¿No sería "LEONOR"?
Don Antonio Machado, acostumbraba a medir las sílabas de sus poemas.
----

José Mª Moreiro, en la página 50, de su libro, dice:
"( Guiomar, ya se ha señalado, rima con Pilar)" y 
en la página 100: 
"Seis siglos después, Antonio Machado, también poeta simbolista como Dante, idealiza a Guiomar que, lejos de ser una abstracción, se corresponde en la realidad con Pilar de Valderrama. Esta será su Beatriz
Perdón, Madonna del Pilar, si llego..."
---

El libro de Pilar Valderrama, 
lleva al inicio nueve páginas de Jorge Guillén,

PRÓLOGO
pág.18[...]"Justina Ruiz de Conde, mi querida colega mucho tiempo, publica Antonio Machado y Guiomar, Ínsula, 1964Con erudición y sutileza se avanzan datos y conjeturas. A propósito de la creciente difusión de aquel ya no secreto, escribe Pilar: "Jorge Guillén me telefoneó...y fue recibido." "Estuvo discreto y amable en extremo." "Le impresionó mi actitud dolorida. Sólo hacía un mes que había muerto Rafael"(*) (11 de octubre de 1954)
Y concluye: "se selló en ese momento una de las amistades más sinceras y ciertas que he tenido". Quien esto escribe se consideró y se considera muy honrado por estas palabras. Y por la correspondencia que mantuvimos desde entonces. Con gran interés estuvo Pilar esperando la aparición del gran estudio de Bernard Sesé. No pudo leerlo. Pilar falleció el 15 de octubre de 1979. Quien esto escribe siente como un honor trazar este prólogo a las Memorias de Pilar, dejando aparte el epistolario, que no concierne al prologuista. Sólo un arqueólogo, que entienda de restos incompletos, podrá afrontar la crítica de ese montón fragmentario. Queda la poesía a la amada"
...


La "autonominada" Guiomar,  nos dice

pág. 88[...]"Sólo en el soneto "Perdón, madona del Pilar " empleó Antonio mi nombre, siendo el primero que me dedicó a poco de conocernos, enviándomelo dentro de un libro del Dante; y ése, precisamente por eso, no se publicó en el libro". 

pág.41[...]"Huerto cerrado, libro el más preferido por mí, tuvo una acogida como no podía imaginar, dedicándole críticas elogiosas Melchor Fernández AlmagroAraujo Costa, Manuel Bueno, Ángel Dotor, Díez Canedo, César González Ruano, Cristóbal de Castro y otros que no recuerdo. Gran pena fue que todas estas críticas se perdieran durante la guerra con todo cuanto guardábamos en nuestro hogar.  Solamente conservo la que le dedicó Cansinos Assens en La Libertad... "


pág.85[...]"También me mortifica mi falta de memoria. Siempre anduve mal de ella[...]Para retener un escrito tengo que releerlo varias veces, con un esfuerzo que me hace envidiar a los que disfrutan de feliz memoria. Entre ellas, a mi amiga la escritora y grafóloga Matilde Ras. Quedo maravillada cuando en sus charlas conmigo y pese a sus ochenta y cuatro años, repite frases, recita versos de poetas no sólo de nuestra lengua sino también franceses o italianos, con tanta precisión como si los estuviera leyendo. Matilde, que domina perfectamente el francés estudió grafología en París, donde obtuvo el diploma de esta ciencia. Su conversación es amena e interesante. Sus visitas me son muy gratas." 
Continuará...
...
NOTAS
(*)RAFAEL MARTÍNEZ ROMARATE, esposo de PILAR DE VALDERRAMA
--
Bernard Sesé
---
MATILDE RAS
"TEATRO DE MUJERES. TRES AUTORAS ESPAÑOLAS"(Halma Angélica, Pilar de Valderrama, y Matilde Ras)-1934
[...]Matilde Ras... Libro J.Mª Moreiro...GUIOMAR, Un Amor Imposible de MACHADO, pág.103

---

La del pañuelo rojo -(zorcico) 
p.29-Pilar Valderrama[...]aprendizaje de canto, asistiendo a las clases del barítono Ignacio Tabuyo 

---


MIS BLOGS:

10 comentarios:

  1. Me sigue asombrando tu determinación con este tema.
    Me fascina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. "Eres como la rosa de Alejandría, morena saladá, de Alejandría, colorada de noche, blanca de día, morena saladá. Blanca de día..."Disculpa Gelu, estoy engolfada con el enlace que me dedicaste, unos niños músicos encantadores.
    Mi padre tenía una versión apócrifa, esa que añade: "pero tienes bigote como tu padre, morena saladá..."
    Leonor era pequeñita y delgada. Pilar Valderrama debía ser más alta. ¿Guiomar?
    Te sigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches, TORO SALVAJE:
    Don Antonio no se merecía el mal pago que se le dió. Tampoco su hermano Manuel.
    Iremos poco a poco.
    Un abrazo
    P.D.: Hoy he encontrado un poema tuyo ‘El mundo por montera’ maravillosamente recitado por Susana Peiro-en YouTube-, que no me resisto a enlazar ahora.

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches, Abejita de la Vega:
    Pilar Valderrama no fue Guiomar, sencillamente porque nuestro poeta era muy bueno, pero no tonto. Las costumbres han cambiado tanto, que cuando los lectores actuales se encuentren los poemas y las dudas, resolverán -sin más- identificando a esa señora con la Musa de don Antonio Machado.
    No conocía esa versión de la canción, con el añadido del bigote, hasta que no la busqué para el comentario.
    Sí había cantado muchas veces el "Eres Alta Y Delgada", que te dejé con esta misma letra, como la interpretan aquí Leda Valladares Y María Elena Walsh.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Es agradable ver tus esfuerzo aquí y tu sensibilidad.
    Un beso .

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches, Amapola Azzul:

    Aunque, desde hace muchos años vivo en Barcelona, soy de Burgos. Y Antonio Machado es mi poeta. Y me interesa todo lo relacionado con su obra y su vida.
    Decía Don Ernesto Ruiz González de Linares, Académico Director de la Institución Fernán González:
    [...]“Y pocos burgaleses saben que Manuel Machado vivió en nuestra Ciudad, con su esposa doña Eulalia Cáceres, durante los años 1936 a 1939, en la calle de Aparicio y Ruiz, en el número 8, colaborando con cierta frecuencia en “El Castellano” hasta que, terminada la contienda, regresó a Madrid, a su piso de la calle Churruca, continuando sus publicaciones en la Editora Nacional. Así salieron a la luz un volumen de “Poesías”, “Horas de oro” y “Cadencias y De Cadencias”, que resumen la labor de los últimos años.”
    Y añadía:
    [...]“Y pocos son también los que saben que la viuda de Manuel Machado –merced a la hábil y sutil intervención del ilustre poeta y académico, don Bonifacio Zamora Usábel- dejó un precioso legado a la Excma. Diputación Provincial de Burgos y a la Institución Fernán González, consistente en la biblioteca de su esposo, en una interesantísima colección de cartas de personalidades nacionales y extranjeras dirigidas a los hermanos Machado, en el busto de Antonio, obra de Emiliano Barral, y otros varios recuerdos que hacen que Burgos tenga contraída una deuda de gratitud hacia tan virtuosa dama, que quiso quedasen en Burgos –de cuya apacibilidad y hospitalidad gozó durante tres años- los recuerdos de un gran poeta de la España contemporánea.
    Así que seguiremos haciendo lo posible por conocer.

    Dejo otra versión del ‘Eres alta y delgada.’
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Impecable trabajo de investigación.
    Se nota el cariño con que lo haces.
    Felicitaciones y besos.

    ResponderEliminar
  8. Uno de mis preferidos.


    Desde el umbral de un sueño....

    Desde el umbral de un sueño me llamaron...
    Era la buena voz, la voz querida.

    -Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?....
    Llegó a mi corazón una caricia.

    -Contigo siempre....Y avancé en mi sueño
    por una larga, escueta galería,
    sintiendo el roce de la veste pura
    y el palpitar suave de la mano amiga.

    Antonio Machado

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches, Adriana Alba:
    Es un poema precioso, recogido en Galerías. El romance, había aparecido publicado en 1903 en Helios. Veo, en las notas adicionales del libro de Poesías completas Espasa-Calpe, que en 1916, lo tituló ‘La voz querida’. Y el verso 8, decía “palpar”. Una maravilla.
    Abrazos.

    ResponderEliminar